DIY Mantita dulce con franela

mantita-dulce-1

No estoy muy segura de que en todas partes se diga lo de “mantita dulce”. En mi entorno es una manta pequeña y blandita, con tacto muy suave.

La típica para bebés o para ver la tele en el sofá.

Pues hoy vamos a hacer una mantita dulce, paso a paso (que verás que es muy, pero que muy fácil) usando un tipo de tela del que nunca había hablado antes en el blog.

Se trata de la franela.

¿Qué es la franela?

Cuando mi hermano y yo éramos pequeños, nos daba mucho frío entrar en la cama en invierno, porque las sábanas estaban heladas. Para solucionarlo, mi madre nos compró sábanas de franela.

Desde entonces no había vuelto a oír nada sobre la franela y mi recuerdo de ella era suave y calentito, con estampados noventeros.

Hoy en día no está disponible en muchos sitios, pero los estampados, como puedes comprobar, han mejorado que da gusto.

La tela que tengo hoy, la compré hace tiempo en la tienda online de I love Kutchi y es diseño de Ann Kelle para la marca Robert Kaufman.

Ann Kelle es una de mis diseñadoras de telas favoritas. Un par de diseños suyos están en proyectos que incluí en mi libro Costura Creativa. Me parece una de las pocas diseñadoras que hacen estampado infantil sin ser ñoña ni cursi.

Pero volvamos a la franela.

Es un tipo de tela de algodón que por el derecho tiene una especie de “pelitos” que le dan un aspecto como de fieltro. Por la parte trasera se puede apreciar una trama de hilos normal, ya sin pelitos ni nada.

Pero estos pelitos de la parte delantera le dan un tacto muy gustoso y, a pesar de que el grosor es muy parecido, abriga un poco más que una tela normal.

mantita-dulce-2

Para hacer la mantita he combinado esta tela con un punto jersey que también tiene franela.

Por la parte del derecho tiene los pelitos, pero por el revés se ve claramente el punto típico de las telas de camiseta. Y es un poco elástico.

Este lo compré, también hace tiempo, en una tienda que se llama Tejidos del Centro, muy cerquita de Pontejos, en Madrid.

mantita-dulce-4

¿Ves la diferencia entre las traseras de una tela y otra?

Paso a paso para confeccionar la mantita dulce

Las piezas que necesitas para confeccionar la mantita dulce son las siguientes:

  • 1 pieza de franela estampada de 75x50cm
  • 1 pieza de punto jersey con franela de 80x55cm

Son medidas para una mantita de bebé, pero puedes agrandarla a tu gusto.

El punto jersey con franela lo puedes sustituir por forro polar.

mantita-dulce-5

En primer lugar, redondea las esquinas de la franela estampada. Yo uso el borde de un plato de postre y mi rotulador al agua.

Después recorto por la marca con la tijera.

mantita-dulce-6

Tras redondear las cuatro esquinas, coloca las dos piezas, derecho con derecho, y sujeta bien con alfileres.

Puedes cortar las piezas exactas, pero a mí me gusta más dejar una con más medida, para coser con más comodidad.

mantita-dulce-7

Cose por todo el contorno de la pieza, a 0,8cm del borde, aproximadamente, dejando un hueco para dar la vuelta al trabajo.

Después, recorta el sobrante de tela gris y da la vuelta a todo el trabajo por el hueco.

Terminar la pieza

mantita-dulce-8

Al darle la vuelta te quedarán los bordes así, como un poco gorditos. Abultados.

Puedes dejarlo así si quieres, de hecho a mí me encanta ese acabado. Pero en esta ocasión me interesa hacer una costura de remate.

Más abajo te cuento el gran motivo de hacer una costura de remate para finalizar.

mantita-dulce-9

Para cerrar el hueco por el que hemos dado la vuelta a la pieza deberíamos hacer una puntada escondida a mano, para que quede disimulado el cierre.

O usar una costura de remate para, por un lado hacer bonito, y por el otro, cerrar el hueco sin calzarnos el dedal.

Para mí es un auténtico win-win.

Yo he usado hilo blanco y una distancia de 0,4cm hasta el borde de la pieza.

La distancia que dejes es cuestión de gustos (a mí me gustan cerquita del borde) pero también de funcionalidad. Si dejas demasiado espacio entre la costura y el borde, el hueco no se cerrará correctamente.

mantita-dulce-10

Estoy enamorada del resultado. Me está dando una pena que me muero tener que deshacerme de ella, pero la he cosido para regalarla a una persona muy especial que acaba de ser mamá.

Ya ves que las piezas sencillas, cuando están hechas con mimo y telas bien escogidas, son un regalo fabuloso.

mantita-dulce-11

Gracias al grosor del conjunto, la mantita queda suave y ligera, pero con bastante “cuerpo”

mantita-dulce-14

Y ahora, un plegado bonito y una cinta sencilla, y listo para llegar a destino.

Otras ideas

Con franela también he hecho pijamas y ropa de estar en casa para mis hijos.

En general le veo mucha utilidad para niños, porque es ligero y calentito, sin llegar a dar calor agobiante.

En su día me compré 5 o 6 estampados diferentes y algunos los tengo sin estrenar a la espera de proyectos para este invierno. Lo que les cosí el año pasado se les ha quedado pequeño.

Y ahora, cuéntame en los comentarios, ¿conocías la franela?

¿Qué otros usos crees que podría darle? ¿Te animas a usarla en tu próximo proyecto?

 

Presatelas para acolchado libre

presatelas acolchado libre

Acolchado libre, esa técnica que enamora y pone caras de póker a partes iguales.

¿En serio? Pues sí, pero es que lo mismo pasa con el patchwork. Y antes de seguir con el tema te contaré un pequeño secreto: hay diferentes tipos de patchwork, si no te gusta el más tradicional, igual el moderno te conquista.

El acolchado libre a máquina tiene que ver mucho con el patchwork. Aunque el acolchado puede presentarse solo, sin necesidad de patchwork, a la inversa es un poco raro encontrarlo. Todo trabajo de patchwork necesita una parte de atrás bonita que esconda todas las costuras que se han generado al unir tanta pieza.

Pero el acolchado puede que lo hayas visto sin patchwork con más frecuencia. Se usa para decorar las piezas, aunque sean una tela continua: consiste en coser por encima de las piezas de tela con diferentes diseños.

La función práctica del acolchado libre es unir tres capas de tela (frontal, guata y trasera), pero además tiene una función decorativa, así que el acolchado es un arte en sí mismo, con casi tantas posibilidades como la pintura.

Que no te intimide el acolchado libre

Desde las líneas más sencillas a los diseños más elaborados, el acolchado libre nos permite “dibujar” con el hilo y nuestra máquina de coser, con la tela como lienzo.

Y para no dejar el símil con los pintores, tan artista es el hiperrealista como el abstracto, así que no tengas miedo de empezar con diseños sencillos, pues no por eso son menos bonitos.

Claro está que hay maestros y maestras del acolchado libre que consiguen piezas alucinantes, pero ¿es ese tu objetivo? Si lo es, fórmate y practica.

Si no lo es, si sólo quieres aprender una técnica curiosa, resultona y versátil para aplicar a tus proyectos y mejorarlos, puedes hacerlo con muy poca inversión.

Acolchado libre y acolchado a máquina “no libre”

El término “no libre” me lo acabo de inventar, pero necesitaba diferenciar dos tipos de acolchado que puedes hacer a máquina.

El acolchado “no libre” puedes hacerlo con tu máquina normal y en todo caso con un prensatelas de doble arrastre si vas a usar una guata muy gorda. Con guata fina, casi con toda seguridad, no te hará falta ni eso.

Consiste en hacer dibujos en la pieza a acolchar usando la puntada recta (o alguna decorativa sencilla) de tu máquina.

Puedes aprender más sobre este tipo de acolchado en el curso 5 acolchados con máquina doméstica, que ahora mismo está en promo.

En cambio, el acolchado libre implica que tú controlas todo el proceso. No hay puntada que seleccionar, ni largo ni ancho que valgan. La tela avanzará con el movimiento de tus manos. La máquina no controla nada, sólo se encarga de subir y bajar la aguja.

Máquinas especiales para acolchado libre

Aunque a veces se empeñan en decirnos que se puede hacer acolchado libre con cualquier máquina normal esto no es del todo cierto. Y por eso hay máquina especiales para el acolchado libre.

Bernina tiene varias máquinas QE (quilters edition) que traen de serie un prensatelas especial para este propósito. También puedes comprar el prensatelas aparte y usarlo en cualquiera de sus máquinas de coser aunque no sean QE. Pero cuesta alrededor de 300€, sólo el prensatelas. ¿Cómo te quedas?

Hay más casas de máquinas de coser que tienen máquinas específicas para acolchado libre, siempre son electrónicas y no precisamente baratas, porque se trata de gamas altas, pero el prensatelas que te comento es exclusivo de Bernina.

Seguro que cualquiera de ellas funciona correctamente y es una buenísima opción, pero como ya comenté, sólo puedo recomendar con nombres y apellidos máquinas que yo misma he probado. Lógico, ¿no?

presatelas-acolchado-libre

La opción económica con estupendo resultado

Si no vas a dedicarte profesionalmente al acolchado libre o muy directamente al mundo del patchwork no hace falta que te compres una máquina específica.

Si tienes el presupuesto y el gusto de gastarlo en eso, adelante, faltaría más, pero hay una opción económica que puedes usar con la máquina que ya tengas.

Es un prensatelas genial y maravilloso que he tenido la oportunidad de probar gracias a Seoane Textil en la Alfa Smart+

Cuesta sólo 5€ y hay opciones para prácticamente todas las máquinas (exceptuando las de gama alta de diversas marcas, que tienen los suyos propios), por el mismo precio.

Según me han explicado, el que te enseño hoy es un prensatelas genérico. Esto significa que no es de ninguna marca en concreto, pero sirve para varias marcas. En este caso concreto, para máquinas que sean de caña baja.

Echa un ojo al anclaje de los prensatelas en tu máquina, para comprobar si es como el mío o diferente.

prensatelas-caña-baja

Mejor verlo en movimiento

Como lo mejor es verlo en movimiento, te he preparado un vídeo para que veas cómo se coloca y cómo funciona.

Y cuando lo hayas visto, dime, ¿te ha picado el gusanillo del acolchado libre?

¿Va a pasar este prensatelas a tu lista de CVCQ (Culo Veo Culo Quiero)? 😛

Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar que tengas la mejor experiencia en nuestro sitio web. Más información aquí