20.11.14

Cómo coser polipiel

Lo mío con la polipiel siempre ha sido una cosa como de amor-odio. En principio nunca me han atraído los géneros no naturales. Yo soy más de lino y algodón del bueno.

Pero mentiría si dijera que nunca he intentado un acercamiento, fascinada por el lustre de su acabado plástico, que lo mismo imita piel de vaca que de ¡serpiente morada!

Estampable me lo puso más fácil que nunca, enviándome un montón de mis logos en un metro de su polipiel gruesa para ver qué se me ocurría hacer con ello.

De momento te traigo este vídeo para que conozcas el material y veas qué posibilidades ofrece.

Verás que es súper sencillo de coser y que el resultado final es genial. Eso sí, olvídate de poner alfileres para sujetar, o se quedarán los agujeritos marcados forever and ever.

Dale al play y te cuento lo fácil que es trabajar con polipiel, cómo aplicarla y una idea al final si estás buscando regalillos de amigo invisible ;)




Si no puedes ver el vídeo, pincha aquí ^.^
18.11.14

Cursos de costura en Valencia

Taller patchwork fácil para proyectos bonitos en Valencia
Este fin de semana pasado estuve en Valencia dando cursos. 

Para no desentonar con la ciudad, que celebraba una maratón el domingo con 20.000 corredores, pues yo di 13 horas de clase en menos de 30 horas. Casi nada!

Por alguna razón, nunca me había planteado hacer un curso en Valencia. Pero me lo pedían tanto tantísimo, que dije, bueno, voy a probar, y lo anuncié un jueves.

La respuesta fue a-lu-ci-nan-te. 

De los dos cursos programados, uno se llenó en menos de 48 horas y tuve que abrir 4 plazas más, que se volvieron a llenar en pocos días.

El otro, tardó un poco más, pero también se llenó y tuve que abrir plazas extra.

Además hubo dos chicas que se unieron al espíritu de la maratón valenciana y se hicieron ambos cursos sin pestañear.

El ambiente fue genial, tanto el sábado como el domingo. Además de aprender nos reímos un montón.

El sábado, como el curso era de 8 horas, había que comer. En el restaurante El Racó, de Beniparrell, nos pusieron un menú de categoría, con una espectacular paella valenciana como plato principal, como estaba mandado. Era la primera vez que comía paella de Valencia y me gustó mucho. 

En Alicante lo más típico es el arroz (que no paella) de pescado o marisco. La diferencia con respecto a la paella es que el arroz crudo se sofríe junto con todo al aderezo antes de echar el agua. Nunca te acostarás sin saber una cosa más ;)

Foto fin de curso Iniciación a la costura en Valencia

El sábado, además de explicar desde cero el uso de la máquina, practicar a base de bien con todos sus accesorios y no dejar botón sin tocar, las chicas hicieron un alfiletero en forma de flor y un librillo guardagujas.

El domingo hicieron un mantelillo individual para practicar una técnica de patchwork fácil y maravillosa que las dejó a todas encantadas.

No quiero saturar esto de imágenes, pero en mi cuenta de instagram tienes muchas más fotos de todo el viaje.

Muchísimas gracias a todas por asistir. Me encantó conoceros y además me lo pasé genial.

Así sí que merece la pena trabajar en finde ;)
13.11.14

3 empresas para enviar tus creaciones


Si te dedicas a coser y vender tus productos, este post te interesa.

No voy a hacer una comparativa entre las miles de posibilidades que hay para hacer envíos. Voy a hablarte sólo de lo que yo conozco.

CORREOS

La empresa de envíos por excelencia. Bueno, la que está aquí desde antes que nosotros mismos.

A veces encuentro muchas críticas a Correos por parte de gente que envía productos craft. Que si tardan mucho, que si es muy caro, que si el cartero deja el aviso aunque yo estaba en casa...

Antes de meterme en materia, te diré que es cierto que hay algunos carteros (no todos, ni mucho menos) que, por las prisas, te dejan el aviso en el buzón sin comprobar si estás o no en casa. No es justificación ninguna, pero ten en cuenta que hace tiempo que Correos también sufre de recortes de personal y en ocasiones están obligados a entregar más envíos de lo normal en la misma jornada laboral y no siempre es posible llegar a todo.

En cualquier caso, que sepas que puedes acercarte a cualquier oficina y poner una reclamación si esto te ha sucedido. Ello contribuirá a hacer patente que son necesarios más carteros.

Correos es la empresa ideal si quieres hacer envíos pequeños.

Si lo haces así puedes consignar el envío como "carta" que es un producto que admite hasta 2 kilos de peso y unas medidas en que la suma de alto + ancho + lado sea como máximo 90cm, sin que la mayor exceda de 60cm.

Vamos, un paquetillo como una caja de zapatos, más o menos, para que te hagas una idea.

Un envío ordinario supone que entregas el paquete en oficina y llegará al destinatario en 2-3 días (nacional y a capital de provincia. Los pueblos reciben un poco más tarde)

Se entregará en el buzón, a no ser que no quepa. En tal caso se intenta la entrega en mano, si el destinatario se encuentra en el domicilio, pero no requiere firma. Si no hay nadie, se deja aviso para recogida en oficina.

Pero al enviarlo como carta (no como paquete, que eso sería otro producto) puedes añadir los extras que quieras. Te cuento los más interesantes:


  • certificado: se asigna un número a tu envío, le ponen una pegatina con el código de barras y con ello podrás hacer un seguimiento del envío en su web. Al llegar al destino, el receptor deberá firmar la entrega si está en casa. Si no está en casa, el cartero dejará aviso en el buzón para que lo recoja en la oficina.
  • certificado urgente: se diferencia de la anterior en que el cartero intentará una segunda entrega (por la tarde o al día siguiente) si el receptor no está en casa. Tras el segundo intento, si no está, dejará el aviso para recoger en oficina.
  • carta urgente: tiene número de seguimiento asociado, pero no requiere firma del destinatario y se entrega en el buzón (si cabe) Esto es muy interesante, porque es más barato que un certificado, pero tiene mayor prioridad en la oficina (saldrá antes a reparto) y si el destinatario no está en casa se lo pueden dejar en el buzón si es que cabe. Si no cabe, le dejarán aviso igual que un certificado.
Si tu envío es más grande, amiga mía, es más que recomendable buscar otra opción, porque los precios de Correos dejan de ser competitivos.

MRW

Te digo MRW como pudiera ser Seur, Ups, o cualquier empresa de paquetería similar. Te hablo de MRW porque es la que yo utilizo para paquetes de más de 2 kilos.

Las sucursales de paqueterías privadas suelen ser franquiciadas. Esto es, que en algunas cuestiones, puede haber diferencias entre una sucursal y otra, en las condiciones.

En mi caso he negociado con la sucursal de mi zona una cuenta personal para e-commerce. Puedes pedirla si tienes una tienda online, incluso aunque esté alojada en un market place tipo Artesanio, Etsy, Dawanda, etc.

Tengo diferentes tarifas, en función del peso del envío. Para que te hagas una idea, he enviado paquetes de hasta 10 kilos por menos de 13€ y sin límite de tamaño. Esto es baratísimo si lo comparas con Correos, para el mismo peso. Por no hablar de que, con ellos, la tarifa aumentaría también por volumen. (También aumentaría por volumen en MRW si no tuviera cuenta personal)

La gran ventaja es que entregan al día siguiente. Una vez mandé una tarta de pañales a Oviedo desde Alicante. La recogieron en mi taller (otra gran ventaja) a las 19h y al día siguiente estaba entregada en Oviedo a las 8.30h de la mañana. Alucinante!

DELIVER

El pequeño pero matón con sede en Barcelona.

Una empresa casi recién nacida en quien tengo puestas muchas esperanzas. No les conozco de nada, me registré y aún no he usado sus servicios, pero hay algo de ellos que me encanta.

Su pequeñez me chifla, porque es la garantía de que te tratan como en casa. Es una relación de igual a igual. De pequeño a pequeño.

Tienen un servicio sólo para Madrid y Barcelona de recogida y entrega en 2 horas, además de los servicios típicos de una mensajería, nacional e internacional.

Lo están petando con un montón de crafters españolas que tienen un volumen moderado de envíos. Además, te contestan por twitter, lo que es de agradecer.

MIS CONCLUSIONES

Si tu pequeño negocio necesita hacer envíos con cierta frecuencia es muy importante que prestes atención a las empresas, que compares sus precios y sus servicios.

Yo tengo muy claro que para envíos pequeños me quedo con Correos, para paquetes de más de 2 kilos MRW es my man, y que acabaré cambiando a este último por Deliver, porque sus tarifas me parecen igualmente ventajosas y su atención al cliente es más cercana.

Quizá tus necesidades son diferentes de las mías, y tienes que investigar más, pero espero con este post haber aclarado algunas cosas.

6.11.14

No compres máquinas de coser para principiantes


Esta es la primera máquina de coser que yo tuve. Tenía un montón de bobinas de hilo y accesorios en forma de zanahoria. Se guardaba en un estuche con forma de casita. Una monada, vaya.

Esta máquina (y otras similares, como por ejemplo la de Imaginarium) es la única que te recomiendo que compres, si quieres una máquina de coser para principiantes.

Y es que no paran de llegarme consultas sobre máquinas de coser para principiantes. 

¿Para principiantes?

¿Quién se compra un coche para principiantes? Nadie. Aunque vayas con la L, te compras el mejor coche que puedas pagar. 

¿Quién se compra una batería de cocina para principiantes? Nadie. Aunque no sepas freír ni un huevo, si te independizas te compras las mejores ollas y sartenes que puedas permitirte.

Y es lógico, hacemos esto porque un coche y una batería de cocina son cosas que van a durarnos muchos años. Sabemos que, con el tiempo, les sacaremos partido porque aprenderemos cada día más.

Nadie se compra un smart ahora porque está empezando a conducir, y ya cuando se encuentre más suelto se compra un A4, ¿verdad?

Bien, pues, sin miedo a equivocarme te diré que, una máquina de coser te va a durar más que el coche y que la batería de cocina.

A ver, si ha habido un terremoto en tu ciudad o has tirado la máquina desde un cuarto piso, está claro que no, pero hablamos de condiciones normales, en las que se supone que tienes la máquina en casa y le haces un buen mantenimiento periódicamente.

En este vídeo te explico cómo limpiarla y engrasarla, para que la tengas siempre a punto.



Pero sigamos con lo que nos ocupa.

Cuando me llegan consultas sobre máquinas para principiantes, entiendo que os referís a máquinas domésticas de alrededor de 100€, y más bien tirando a pequeñas.

Ya lo comenté en este artículo sobre cómo comprar una máquina de coser: las máquinas pequeñas o con pocas prestaciones no merecen la pena.

Te aseguro que acabarás queriendo una superior en poco tiempo, y habrás hecho dos gastos. Y no queremos eso, no es práctico.

Y es muy fácil saber lo que te interesa. No te voy a hablar de número de puntadas, ni de potencia de motor, ni de accesorios incluidos.

La máquina pequeña, lo que llamamos máquina para principiantes, tiene una característica muy reconocible: no regula el ancho y el largo de puntada.

A veces encontramos una opción intermedia, que son las que regulan el largo pero no el ancho de puntada. Pueden hacer un buen papel para quien no dispone de presupuesto suficiente para una que lo haga todo.

Si te acostumbras con ella, regular el ancho de las puntadas no es taaaan importante. ¿Por qué? Pues porque estas máquinas no regulan el ancho, es cierto, pero disponen de 3 tamaños de ancho diferentes para el zigzag.

Es decir, no puedes regularlo a tu antojo, pero tienes tres posibilidades, lo que no está nada mal. Eso sí, sólo es para la puntada zigzag. El resto de puntadas tiene ancho fijo. Pero en realidad no lo echarás de menos.

Máquinas de este tipo puedes encontrar de varias marcas y varios precios. Una opción relativamente económica pero con buenas prestaciones es la oferta que suelen sacar en Lidl o Aldi cada cierto tiempo.

Recuerda que no puedo darte una opinión personal para tu caso concreto, porque me llegan infinidad de consultas sobre ello y no me da la vida para responderlas todas, por eso escribo posts al respecto, para poder ayudar a cuanta más gente mejor.

Eso sí, en los supermercados, fíjate que sea la oferta de máquina que regula ancho y largo (o al menos el largo) porque a veces ponen una chiquitita que no regula nada.

Y si quieres dar un paso más y pasarte a las electrónicas, no te pierdas este artículo sobre máquinas de coser electrónicas vs. mecánicas.

Por cierto, la foto de la cabecera no es mía, (yo no conservo mi amada máquina de juguete) sino de alguien que en su día me la envió para poder ilustrar este post y de quien, lamentablemente, no recuerdo el nombre :( Sorry! Si me escribes te citaré encantada ^.^
30.10.14

Mi familia siempre fue lo primero

Emprendí hace tres años y medio para estar más tiempo con mi familia.

Llevaba semanas dándole vueltas al mismo tema, pero no ha sido hasta que he leído a Deb en esta entrada, que lo he visto realmente claro.

Y es que hoy es el primer día del resto de mi vida en que no haré más vídeos semanales.

Sabes, porque te lo conté en este post con consejos para grabar vídeo tutoriales, que es un trabajo muy dedicado, que lleva muchísimo tiempo, aunque luego el vídeo sólo dure 5 minutos.

Y los vídeos en su día tuvieron una razón de ser, un objetivo principal: enseñarte a manejar tu máquina, por supuesto, pero también que me conocieras, que decidieras si yo era lo que estabas buscando y que me recomendaras si te parecía oportuno.

Hoy en día, los vídeos no sólo me llevan mucho trabajo diario en preparación de guión, de telas y demás.

Ha llegado el momento en que mi familia no puede disfrutar del fin de semana porque José Luis y yo tenemos que grabar todos los sábados y domingos (porque ahora él trabaja entre semana, que sabes que es mi operario de cámara) y los niños acaban con los abuelos.

El motivo principal de emprender y crear mi propia empresa fue el poder conciliar la vida laboral y familiar, estar con mi familia todo el tiempo posible.

La cosa empezaba a no cuadrar.

A eso se suma que, los últimos vídeos no están dando el resultado que yo esperaba. Tienen muchas menos reproducciones, se comparten mucho menos, así que tampoco están cumpliendo su objetivo principal.

El resumen es que estoy trabajando en ello igual o más que al principio, pero ni los vídeos ayudan a tantas personas como antes, ni al parecer son tan interesantes, ya que no se comparten con la misma frecuencia que los anteriores.

Esto no significa que no voy a hacer vídeos nunca más. Al contrario, haré muchos más, serán mejores y también serán gratuitos, pero no semanales.

No, porque no puedo mantener el ritmo de publicación con tan escaso retorno. Tengo más de 20.000 suscriptores en mi canal de YouTube, y los vídeos nuevos apenas tienen 3.000 reproducciones. Evidentemente, no está funcionando.

Además, la obligación de publicar un vídeo semanal me estaba quitando tiempo de trabajo efectivo, el que me trae ingresos, el que permite que yo pueda pagar mis facturas y mi hipoteca para que pueda seguir dándote cosas gratis, ya sean artículos, vídeos, cursos o libros.

Yo sé que tú me sigues por mucho más que por un vídeo a la semana. Sé que te gusta cómo te cuento las cosas, cómo las explico, cómo las hago fáciles para todo el mundo.

Seguiré haciendo todo eso aquí en el blog cada jueves. A veces habrá vídeo, a veces no, a veces habrá un curso gratuito, y otras no. 

Mi trabajo sigue siendo ayudarte a que te lleves bien con tu máquina de coser, a sacarle todo el partido, a que te animes con proyectos fáciles que dejen a tu madre de una pieza...

Recuerda que nos seguimos viendo cada jueves también en la newsletter.

Si no lo has hecho aún puedes apuntarte introduciendo tu mail en el formulario aquí debajo para recibir en tu bandeja de entrada cada jueves información interesante para ti, mis artículos, mis cursos y talleres, y por supuesto descuentos y regalos sólo para suscriptoras.

28.10.14

Cancelado taller en Bilbao



Si me sigues hace tiempo, o leíste este post, ya te habrás dado cuenta de que soy de natural optimista y que los reveses de la vida son para mí oportunidades de crecer y aprender.

Porque está claro que no todo lo que nos encontramos en el camino es bonito, ni guachi. No puede serlo, porque si no, sería muy aburrido, sin un sobresalto.

Desde que empecé a dar talleres he mejorado mi explicación, he optimizado el reparto de materiales, he simplificado las opciones de reserva, he aumentado la oferta... pero también he aprendido lo más importante que debe saber todo aquel que se dedique a dar talleres presenciales:

La persona que no paga su plaza por adelantado, y salvo raras excepciones, no aparece en el taller. Pincha aquí para tuitearlo.

Yo sé que no todo el mundo es informal, al contrario. La gran mayoría de gente es muy formal, pero demasiadas malas experiencias (y seguro, pagarán justas por pecadoras) me han enseñado que no puedo lanzarme a impartir un taller si no tengo, al menos 8 personas con plaza verdaderamente confirmada.

No es la primera vez que acudo al lugar acordado, con material para 7 chicas y aparecen dos. Frustrante, sí, pero estando en Alicante, lo más que pierdo es tiempo.

Cuando el taller es fuera de mi ciudad tengo que pagar los billetes de tren o avión y el alojamiento antes de salir de casa. Si llego al lugar y no hay alumnas suficientes que me permitan hacer el viaje rentable, estoy haciendo el bobo.

Sin alumnas suficientes no me puedo arriesgar y es por ello que tengo que cancelar el taller previsto para el 22 de noviembre en Bilbao.

A pesar de que la tienda donde se iba a impartir el taller me aseguraba que había muchas chicas interesadas, sólo dos confirmaron su plaza conmigo. Es lógico que no puedo desplazarme hasta Bilbao con esas perspectivas.

No sólo eso, además parece ser, y según me informan en la tienda de Bilbao, que muchísimas chicas han ido a quejarse porque la compra del taller ya no estaba disponible en mi blog.

Cuando tengáis alguna duda, queja o lo que sea sobre uno de mis talleres, por favor, poneos en contacto conmigo. Si yo no tengo alumnas interesadas, evidentemente cancelaré el taller.

Estaré encantada de ir a Bilbao a dar un taller en el futuro, pero para eso necesito gente que quiera venir a aprender. Si quieres una plaza, no te lo pienses. Comprar tu plaza es lo que me dice a mí que quieres que yo vaya.

Esta es la primera vez en mi vida que tengo que cancelar un taller por este motivo, pero tanto en esta ocasión como en sucesivas si las hubiera, el reembolso del dinero abonado en caso de cancelación del taller es íntegro e inmediato.


23.10.14

Vocabulario de Costura Creativa

Trabajando en el Vocabulario de Costura Creativa

Un día cualquiera, en una mercería cualquiera, en algún lugar del mundo...

- Buenos días, ¿qué querías?

- Uff, a ver cómo lo explico. Es una cosa... una cinta, sí es como una cinta, pero no exactamente una cinta normal. Creo que viene doblada...

- ¿Un bies?

- Pues no lo sé. ¿Me puede enseñar un bies a ver si es eso?

Si estás sonriendo en este momento es que tú también lo has sufrido.

Cruzar la puerta de la mercería es entrar a una dimensión paralela. 

La mercería o la tienda de telas son nuestros lugares favoritos, pero ya al final. Al principio entras como con miedo y es lógico, porque el vocabulario que allí se maneja no tiene nada que ver con el de la calle.

Normalmente está lleno de señoras mayores, que hablan ese idioma, nuevo para ti, como si tal cosa: que si un gross-grain, que si telas de doble ancho, que si una aguja de talón plano, que si pasamanería, que me hace falta torzal (que ya te expliqué lo que era en este artículo sobre tipos de hilos)

La mayor parte de las consultas que recibo en mi mail están relacionadas con el desconocimiento de los materiales que tenemos disponibles cuando queremos dedicarnos a la costura creativa, o a las herramientas necesarias, y a las no imprescindibles pero que te aligeran el trabajo cosa fina.

Es por eso que llevo tiempo dando vueltas a que es necesario que todo esto sea explicado con claridad, que cualquier persona que quiera empezar a coser pueda ir a comprar lo que necesite porque lo conozca previamente.

Y como lo mío es arremangarme y ponerme en faena, tengo en marcha ya el Vocabulario de Costura Creativa. 

Un documento sin precedentes en castellano, como en su día lo fue mi Curso online gratuito Aprende a coser a máquina.

El Vocabulario de Costura Creativa va de herramientas y de accesorios de costura, pero no sólo eso. También te hablaré de telas, de máquinas de coser, de técnicas de costura, de materiales disponibles en el mercado y te contaré lo que yo uso y por qué.

Para que nunca más entres con miedo a la mercería, ni a comprar telas, para que sepas qué te interesa más y cómo pedirlo, para que conozcas técnicas nuevas, para que sepas de qué se está hablando cada vez que encuentres un nuevo tutorial.

Un formato pdf descargable, dividido en varios capítulos con texto e imágenes ilustrativas de todo lo que voy a contarte. Un libro digital de consulta para tener siempre a mano ;)

El Vocabulario de Costura Creativa saldrá a la venta el 27 de noviembre por 21€

Hasta que llegue el gran día, puedes reservar tu ejemplar por sólo 14,95€ Genial, no?

Y no sólo eso, si tu reserva es una de las 100 primeras, con tu Vocabulario de Costura Creativa te enviaré de regalo la Guía de Corte de Telas, para aprovechar bien tus piezas, elegir bien las precortadas y sacarles partido según su forma y tamaño.






Reserva ya el Vocabulario de Costura Creativa 
por sólo 14,95€












Y si tu reserva es una de las 100 primeras, te enviaré totalmente gratis la Guía de Corte de Telas.
Blogging tips