30.10.14

Mi familia siempre fue lo primero

Emprendí hace tres años y medio para estar más tiempo con mi familia.

Llevaba semanas dándole vueltas al mismo tema, pero no ha sido hasta que he leído a Deb en esta entrada, que lo he visto realmente claro.

Y es que hoy es el primer día del resto de mi vida en que no haré más vídeos semanales.

Sabes, porque te lo conté en este post con consejos para grabar vídeo tutoriales, que es un trabajo muy dedicado, que lleva muchísimo tiempo, aunque luego el vídeo sólo dure 5 minutos.

Y los vídeos en su día tuvieron una razón de ser, un objetivo principal: enseñarte a manejar tu máquina, por supuesto, pero también que me conocieras, que decidieras si yo era lo que estabas buscando y que me recomendaras si te parecía oportuno.

Hoy en día, los vídeos no sólo me llevan mucho trabajo diario en preparación de guión, de telas y demás.

Ha llegado el momento en que mi familia no puede disfrutar del fin de semana porque José Luis y yo tenemos que grabar todos los sábados y domingos (porque ahora él trabaja entre semana, que sabes que es mi operario de cámara) y los niños acaban con los abuelos.

El motivo principal de emprender y crear mi propia empresa fue el poder conciliar la vida laboral y familiar, estar con mi familia todo el tiempo posible.

La cosa empezaba a no cuadrar.

A eso se suma que, los últimos vídeos no están dando el resultado que yo esperaba. Tienen muchas menos reproducciones, se comparten mucho menos, así que tampoco están cumpliendo su objetivo principal.

El resumen es que estoy trabajando en ello igual o más que al principio, pero ni los vídeos ayudan a tantas personas como antes, ni al parecer son tan interesantes, ya que no se comparten con la misma frecuencia que los anteriores.

Esto no significa que no voy a hacer vídeos nunca más. Al contrario, haré muchos más, serán mejores y también serán gratuitos, pero no semanales.

No, porque no puedo mantener el ritmo de publicación con tan escaso retorno. Tengo más de 20.000 suscriptores en mi canal de YouTube, y los vídeos nuevos apenas tienen 3.000 reproducciones. Evidentemente, no está funcionando.

Además, la obligación de publicar un vídeo semanal me estaba quitando tiempo de trabajo efectivo, el que me trae ingresos, el que permite que yo pueda pagar mis facturas y mi hipoteca para que pueda seguir dándote cosas gratis, ya sean artículos, vídeos, cursos o libros.

Yo sé que tú me sigues por mucho más que por un vídeo a la semana. Sé que te gusta cómo te cuento las cosas, cómo las explico, cómo las hago fáciles para todo el mundo.

Seguiré haciendo todo eso aquí en el blog cada jueves. A veces habrá vídeo, a veces no, a veces habrá un curso gratuito, y otras no. 

Mi trabajo sigue siendo ayudarte a que te lleves bien con tu máquina de coser, a sacarle todo el partido, a que te animes con proyectos fáciles que dejen a tu madre de una pieza...

Recuerda que nos seguimos viendo cada jueves también en la newsletter.

Si no lo has hecho aún puedes apuntarte introduciendo tu mail en el formulario aquí debajo para recibir en tu bandeja de entrada cada jueves información interesante para ti, mis artículos, mis cursos y talleres, y por supuesto descuentos y regalos sólo para suscriptoras.

28.10.14

Cancelado taller en Bilbao



Si me sigues hace tiempo, o leíste este post, ya te habrás dado cuenta de que soy de natural optimista y que los reveses de la vida son para mí oportunidades de crecer y aprender.

Porque está claro que no todo lo que nos encontramos en el camino es bonito, ni guachi. No puede serlo, porque si no, sería muy aburrido, sin un sobresalto.

Desde que empecé a dar talleres he mejorado mi explicación, he optimizado el reparto de materiales, he simplificado las opciones de reserva, he aumentado la oferta... pero también he aprendido lo más importante que debe saber todo aquel que se dedique a dar talleres presenciales:

La persona que no paga su plaza por adelantado, y salvo raras excepciones, no aparece en el taller. Pincha aquí para tuitearlo.

Yo sé que no todo el mundo es informal, al contrario. La gran mayoría de gente es muy formal, pero demasiadas malas experiencias (y seguro, pagarán justas por pecadoras) me han enseñado que no puedo lanzarme a impartir un taller si no tengo, al menos 8 personas con plaza verdaderamente confirmada.

No es la primera vez que acudo al lugar acordado, con material para 7 chicas y aparecen dos. Frustrante, sí, pero estando en Alicante, lo más que pierdo es tiempo.

Cuando el taller es fuera de mi ciudad tengo que pagar los billetes de tren o avión y el alojamiento antes de salir de casa. Si llego al lugar y no hay alumnas suficientes que me permitan hacer el viaje rentable, estoy haciendo el bobo.

Sin alumnas suficientes no me puedo arriesgar y es por ello que tengo que cancelar el taller previsto para el 22 de noviembre en Bilbao.

A pesar de que la tienda donde se iba a impartir el taller me aseguraba que había muchas chicas interesadas, sólo dos confirmaron su plaza conmigo. Es lógico que no puedo desplazarme hasta Bilbao con esas perspectivas.

No sólo eso, además parece ser, y según me informan en la tienda de Bilbao, que muchísimas chicas han ido a quejarse porque la compra del taller ya no estaba disponible en mi blog.

Cuando tengáis alguna duda, queja o lo que sea sobre uno de mis talleres, por favor, poneos en contacto conmigo. Si yo no tengo alumnas interesadas, evidentemente cancelaré el taller.

Estaré encantada de ir a Bilbao a dar un taller en el futuro, pero para eso necesito gente que quiera venir a aprender. Si quieres una plaza, no te lo pienses. Comprar tu plaza es lo que me dice a mí que quieres que yo vaya.

Esta es la primera vez en mi vida que tengo que cancelar un taller por este motivo, pero tanto en esta ocasión como en sucesivas si las hubiera, el reembolso del dinero abonado en caso de cancelación del taller es íntegro e inmediato.


23.10.14

Vocabulario de Costura Creativa

Trabajando en el Vocabulario de Costura Creativa

Un día cualquiera, en una mercería cualquiera, en algún lugar del mundo...

- Buenos días, ¿qué querías?

- Uff, a ver cómo lo explico. Es una cosa... una cinta, sí es como una cinta, pero no exactamente una cinta normal. Creo que viene doblada...

- ¿Un bies?

- Pues no lo sé. ¿Me puede enseñar un bies a ver si es eso?

Si estás sonriendo en este momento es que tú también lo has sufrido.

Cruzar la puerta de la mercería es entrar a una dimensión paralela. 

La mercería o la tienda de telas son nuestros lugares favoritos, pero ya al final. Al principio entras como con miedo y es lógico, porque el vocabulario que allí se maneja no tiene nada que ver con el de la calle.

Normalmente está lleno de señoras mayores, que hablan ese idioma, nuevo para ti, como si tal cosa: que si un gross-grain, que si telas de doble ancho, que si una aguja de talón plano, que si pasamanería, que me hace falta torzal (que ya te expliqué lo que era en este artículo sobre tipos de hilos)

La mayor parte de las consultas que recibo en mi mail están relacionadas con el desconocimiento de los materiales que tenemos disponibles cuando queremos dedicarnos a la costura creativa, o a las herramientas necesarias, y a las no imprescindibles pero que te aligeran el trabajo cosa fina.

Es por eso que llevo tiempo dando vueltas a que es necesario que todo esto sea explicado con claridad, que cualquier persona que quiera empezar a coser pueda ir a comprar lo que necesite porque lo conozca previamente.

Y como lo mío es arremangarme y ponerme en faena, tengo en marcha ya el Vocabulario de Costura Creativa. 

Un documento sin precedentes en castellano, como en su día lo fue mi Curso online gratuito Aprende a coser a máquina.

El Vocabulario de Costura Creativa va de herramientas y de accesorios de costura, pero no sólo eso. También te hablaré de telas, de máquinas de coser, de técnicas de costura, de materiales disponibles en el mercado y te contaré lo que yo uso y por qué.

Para que nunca más entres con miedo a la mercería, ni a comprar telas, para que sepas qué te interesa más y cómo pedirlo, para que conozcas técnicas nuevas, para que sepas de qué se está hablando cada vez que encuentres un nuevo tutorial.

Un formato pdf descargable, dividido en varios capítulos con texto e imágenes ilustrativas de todo lo que voy a contarte. Un libro digital de consulta para tener siempre a mano ;)

El Vocabulario de Costura Creativa saldrá a la venta el 27 de noviembre por 21€

Hasta que llegue el gran día, puedes reservar tu ejemplar por sólo 14,95€ Genial, no?

Y no sólo eso, si tu reserva es una de las 100 primeras, con tu Vocabulario de Costura Creativa te enviaré de regalo la Guía de Corte de Telas, para aprovechar bien tus piezas, elegir bien las precortadas y sacarles partido según su forma y tamaño.






Reserva ya el Vocabulario de Costura Creativa 
por sólo 14,95€












Y si tu reserva es una de las 100 primeras, te enviaré totalmente gratis la Guía de Corte de Telas.
16.10.14

Mantel de picnic Minicurso gratis

Mantel picnic con servilletas a juego

Hace mucho tiempo que tenía ganas de hacer un mantel de picnic con sus sevilletas a juego. Y como para según qué cosas, soy muy "tradicional" siempre me había imaginado mi mantel de picnic ideal como el típico de cuadros rojos y blancos.

Pero es que este proyecto no se trata sólo de hacer un mantel, sino de aprovechar los fat quarters que tenemos por casa. 

Sí, mujer, esos retales de telas preciosas que compraste porque eran tan monos que no podías dejarlos escapar. 

Esos que luego se quedaron en un armario, hasta el punto de que les has cogido tanto cariño que no quieres ni oír hablar de cortarlos en pedacitos y hacer algo con ellos.

Mantel de picnic en lino rústico y algodón

Con este proyecto no te vas a poder resistir, porque cumple todos los requisitos para que uses sin miedo tus tesoros textiles.

  1. No tienes que hacer un gran destrozo de las telas. La mayor parte de cada una de ellas quedará intacta en un cuadrado grande.
  2. El proyecto es una cucada ¿quién no quiere tener un mantel de picnic? ^.^
  3. Es súper fácil de hacer. 

Es muy importante que tengas una cosa muy en cuenta, el truco mayúsculo para que te salga un mantel precioso: las telas.

Porque la confección es sencillísima, no hay complicaciones, ni técnicas raras, pero ponle unas telas baratas y feuchas y tendrás un mantel que dará penita.

¡Y no queremos eso!

Cuesta mucho deshacerse de las telas más bonitas y caras que tenemos, pero piensa que en un armario tampoco las estamos aprovechando.

Yo he utilizado 6 telas diferentes que combinan entre sí, porque todas tienen tonos rosas, cremas y marrones. Algunas son de la misma colección, pero no todas.

Aquí tienes la parte 1 del vídeo tutorial Mantel de picnic, en la que te presento los materiales y te enseño a hacer las servilletas del juego, con una técnica sencilla para aprovechar al máximo la tela haciendo los bordes sin necesidad de cortar tus telas al bies.




Y aquí tienes la segunda parte, donde te explico el montaje del mantel completo paso a paso. Una manera muy fácil de esconder todas las costuras y darle un mejor acabado al trabajo.


La semana pasada te dije que te daría un truquillo para convertirlo en un mantel normal para tu mesa de comedor.

Pues repasa el segundo vídeo y fíjate en la última parte, donde te digo cómo colocar las tiras exteriores, que miden 5 x 130 y 5 x 95 respectivamente.

Bien, lo que tienes que hacer es mantener la medida larga en ambos casos, pero aumentar los 5 cm hasta, por lo menos 40 cm.

También has de aumentar en consecuencia la pieza de tela que hace de parte trasera del mantel.

Así tendrás un mantel para una mesa rectangular estándar ;)
9.10.14

Mini curso Bolso Lola


El Bolso Lola es el primer mini curso de costura de la temporada.

Los minicursos son gratis, están formados por dos vídeos cada uno, porque son proyectos un poquito más elaborados que los tutoriales de la temporada pasada, pero igualmente fáciles de seguir.

Ya me conoces ;)

Se trata de un bolso de tamaño mediano con un bolsillo doble en el interior y uno simple en el exterior, pero lo más característico es su cremallera, colocada de una forma que nunca te había explicado, así que ¡muy atenta! porque es sencillo, pero hay que seguir bien todos los pasos que te indico en los vídeos.


El asa de bandolera la he reutilizado de otro bolso, pero si no tienes, puedes usar un pañuelo bonito como asa, por ejemplo, atándolo en las tiras de sujeción.

También puedes usar una cinta de algodón o nylon plana, que las venden para hacer asas para las totebags y asegurarla con un cierre de snap para que tenga el mismo formato que el asa que estoy usando yo.

Las telas que he utilizado son una loneta de algodón para el exterior, para que dé más consistencia al cuerpo del bolso, y un algodón fino para el forro.

Si usas dos algodones finos, el bolso quedaría muy flojo. Pero si tienes dos telas preciosas de algodón fino que quieres usar sí o sí, te recomiendo que al menos la que vayas a usar en el exterior la entreteles antes de coser con una entretela rígida o semirígida.

Te animo a que te arranques a coser con este bolso y aquí abajo te dejo los dos vídeos que componen el minicurso para que puedas empezar ya mismo ^.^

Parte I: Te presento los materiales con sus medidas y te enseño a preparar la cremallera, las cintas de sujeción y el bolsillo del forro.



Parte II: Te enseño a colocar el bolsillo del forro, la cremallera en su posición final y el montaje completo del bolso

24.9.14

Nueva temporada vídeos y tutoriales


El curso online Aprende a coser a máquina ha terminado.

Antes de que entones el oooooooooooooooh te diré que aunque no voy a seguir grabando vídeos para ese curso, seguirás teniendo un nuevo vídeo cada jueves.

Pero, ¿por qué no sigue el curso? Pues porque ya no hay más que decir bajo ese título. 

Si has visto todos los vídeos del curso y los has puesto en práctica ya sabes coser a máquina, así que no tiene sentido seguir diciendo que necesitas seguir aprendiendo a coser a máquina.

Por eso en esta temporada voy a enseñarte otras cosas. 

Partiendo de que ya sabes coser a máquina, te ofreceré tutoriales más avanzados y cursos cortos monográficos.

Para que sea más fácil seguirlos y que no se hagan pesados los he dividido en dos partes, así que cada jueves tendrás un vídeo en tu bandeja de entrada, pero necesitarás dos semanas para poder terminar el proyecto.

Una semana saldrá la parte 1 y la semana siguiente, la parte 2 del tutorial.

Los materiales necesarios siempre estarán reseñados en la primera parte de cada tutorial, así que tienes una semana completa para hacerte con ellos y en cuanto salga la segunda parte podrás ponerte a coser directamente ;)

El 2 de octubre recibirás en tu bandeja de entrada el primer vídeo de esta temporada. 

Claro que, para ello tienes que estar suscrita a mi newsletter. Si todavía no lo has hecho, hazlo ahora poniendo tu mail en este formulario. 



Recuerda confirmar tu suscripción en el mail que te llegará (quizá a la bandeja de spam) para empezar a recibir noticias mías cada semana.

Y no puedo seguir hablando más, como si nada, después de que sé que, probablemente estás viendo el nuevo diseño de mi blog por primera vez.

Estoy alucinada con lo bien que ha quedado, y con la cantidad de html que he aprendido en el proceso XD

Creo que el menú de la cabecera simplifica el espacio y hace más claro y accesible todo el material que puedo ofrecerte.

Y es que el otoño es buen momento para renovarse, ¿verdad?

18.9.14

Los mejores hilos para coser a máquina

Antes de aprender a coser a máquina quizá tenías una pequeña lata de galletas con tijeras, alfileres, alguna aguja y una bobina de hilo.

Si no me falla la bola de cristal :P esa bobina única y solitaria sería de la marca Gütermann, de 100 metros y blanca, negra o azul marino y duró años y años.

Pero ahora es distinto: tienes una máquina de coser y le estás dando aire a tu creatividad. Las bobinas de ese tamaño parece que se derriten en cuanto pisas un poco el pedal.

Por eso vengo a contarte cuáles son los hilos que yo utilizo, los que más me gustan, que puedes ver numerados en la imagen de arriba.

1. Bobina de 250 metros de Gütermann

Fue mi favorito mucho tiempo. Poliéster de calidad. Inmensamente más barato que el formato de 100 metros. Disponible en cualquier mercería en un montón de colores (aunque no tantos como en formato de 100 metros)

2. Bobina o minicono de 1000 metros de Gütermann

Poliéster más fino que la opción número 1, pero de calidad más que aceptable. Muy adecuado para coser a máquina. Precio absolutamente genial y cada vez es más fácil encontrarlo en mercerías físicas y online.

3. Bobina de 250 metros Sulky de Gütermann

Hilo de algodón para coser a máquina. Es el que utilizo principalmente para acolchado a máquina de piezas pequeñas o bordado. El hilo no tiene un color uniforme, sino que va cambiando a lo largo de la fibra. Me gusta el efecto que hace. No es adecuado para costuras de unión, además es bastante más caro que el hilo de poliéster. Es simplemente un hilo decorativo.

4. Bobina de 1000 metros con carrete amarillo de Gütermann

Dentro de esta denominación hay varios tipos, según el grosor del hilo. El que yo uso en concreto es de la categoría Mara 120. Es más o menos igual de fino que el minicono y se cose igual de bien con él. Lo bueno es que tiene una amplia gama de colores, lo malo es que es difícil de encontrar en tiendas al por menor, y es por ello que últimamente estoy comprando más de los miniconos.

5. Hilo elástico

Imprescindible para fruncir costuras fácilmente. Siempre lo colocaremos en la canilla, y en la bobina grande hilo normal. Aquí puedes ver un vídeo donde explico cómo utilizar el hilo elástico.

6. Torzal

Hilo especialmente grueso. Se utiliza para las costuras vistas de las prendas vaqueras, normalmente en tono dorado. Lo hay en más colores, aunque no muchos. Me encanta para dar un acabado más profesional en la costuras decorativas de las piezas vaqueras o de loneta. Cada maestrillo tiene su librillo, pero a mí me gusta coser con él en la bobina grande y en la canilla pongo hilo normal. Muy importante usar una aguja de tamaño 110 para que el resultado sea bueno.

Hay muchos más tipos de hilos, y muchas más marcas, pero estos son mis favoritos, los que yo uso siempre.

A veces he probado otras marcas, como Duet, y aunque no me parecen mal, acabo cosiendo siempre con los de Gütermann, en cualquiera de sus variantes.
Blogging tips