La colcha de los 100 deseos

Hace unas semanas empecé a recibir solicitudes para clases particulares y personalizadas, en las que la alumna necesita un conocimiento muy concreto, o quiere combinar, en una sola sesión de 4 horas, el taller de manejo básico y cualquiera de los otros que hemos estado ofertando a lo largo del verano.

Ayer tuve uno de esos talleres, pero este me tocó la fibra especialmente.

Silvia reunió 100 retales de tela de 100 personas diferentes, que se los enviaron con 100 buenos deseos de diversas partes del mundo. Con ellos confeccionará la colcha con que, según una tradición china, se obsequia a las familias cuando llega un nuevo miembro.

Sin saber coser, se compró una máquina, y cosió y descosió la colcha en dos ocasiones.

En este punto se cruzaron nuestros caminos, y vino ayer con su marido a un taller que combinaba el manejo básico de la máquina y el montaje de la colcha.

Ellos se marcharon con trucos, ideas y consejos que les ayudarán a terminar su colcha. Yo volví a casa con la sensación de haber conocido a un gran equipo, unido por la larga lucha, pero que no desfallece. Podéis conocer todas sus aventuras en el blog de Silvia. Veréis que llevan mucho tiempo esperando su momento, y que todas las maternidades (biológicas o no) tienen en común esa fuerza sobrehumana que nos permite seguir adelante en cualquier circunstancia, por nuestros hijos.

La historia está a medias, pero ya os digo yo cómo termina: con el encuentro de estos padres con su pequeño o pequeña nacida en China, que está tan sólo al otro lado del hilo rojo.

6 comentarios

¡Suscríbete y empieza a coser ya!

6 comentarios

  1. Silvia - Desenredando el hilo rojo
    30 agosto, 2012 a las 8:00 am

    Tengo que confesarte que has sido tú la que me has emocionado con tus palabras.
    Muchas gracias por tu tiempo y por todo lo que nos enseñaste.
    Nos vemos pronto. Besos

    Responder
    • Chita Lou
      31 agosto, 2012 a las 8:41 am

      Gracias a vosotros, por hacerme parte de esta historia. Terminará bien, y antes de lo que crees, seguro 😉

      Responder
  2. Blanqui
    30 agosto, 2012 a las 10:27 am

    Preciosa entrada, ánimo Silvia,esta siendo muy duro vuestro camino (el nuestro tambien) pero veras como al final nos encontramos con nuestros sueños.Yo ya acabe las colchas, las puedes ver en el blog, en ella tambein esta tu retal tan especial…espero que te gusten. Un besazo y a coser!!!

    Responder
  3. Rocio
    30 agosto, 2012 a las 6:37 pm

    Una entrada preciosa Silvia. Por la historia que hay detrás y por tu aportación. Felicidades!

    Responder
  4. Chita Lou
    31 agosto, 2012 a las 8:42 am

    Gracias por vuestros comentarios! Me ha encantado ser una pequeñita parte de esta historia.

    Responder
  5. Isabel Rubio
    11 septiembre, 2012 a las 9:44 am

    ¡Qué bonito por Dios! Se me han puesto todos los pelos de punta…casi que ya estoy viendo su carilla al ver a su pequeño o pequeña.

    Si hacen todo con el amor que están haciendo la colcha, es seguro que todo les saldrá muy bien.

    Felicidades a los tres!! (y a ti por haber podido participar en eso y gracias por compartirlo!)

    Responder

Responde

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *

Comentario *






Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y de terceros para garantizar que tengas la mejor experiencia en nuestro sitio web. Más información aquí